HISTORIA DE NUESTRA BODEGA

A partir de mediados del siglo XIX, la familia Cuéllar fundó la bodega ante la demanda de vino procedente de la ciudad de Madrid. En 1953 pasó a manos de la familia Peral que, con el fin de elaborar vino de calidad, recurrió a las tradiciones vinícolas ancestrales e innovó su cultivo y elaboración al aplicar técnicas como la “sobremadre” (antigua costumbre de fermentar el vino con una parte de los hollejos).

Bodegas Peral produce 3.000 hectolitros de vino, entre los que se encuentran las variedades blanca y tinta. Si bien la bodega cuenta sólo con una pequeña viña y su producción se basa en viticultores locales externos, todo el proceso de vinificación y la dirección técnica de éste se controlan desde la propia bodega.

Elaboración sobremadre

ELABORACIÓN SOBREMADRE


La técnica sobremadre que empleamos en la elaboración de algunos de nuestros vinos, consiste en que el vino fermente con las con partes sólidas de la uva (pepita y hollejo). Posteriormente estos hollejos y pepitas permanecen en contacto 5 meses hasta el momento del embotellado.

Resultan unos vinos muy peculiares y diferentes.